¿Kick-Ass al rescate? No, gracias | LA ENCUADRE

Un pringado de instituto con delirios de grandeza y gran interés por los cómics, compra un traje por eBay y comienza a patrullar la ciudad de Nueva York. ¿Ficción? Sí, aunque pueda no sonar demasiado descabellado hoy en día. Con este argumento surgió en 2008 la serie de cómics Kick Ass, de la mano del guionista de Marvel Cómics Mark Millar (Ultimate X-Men) y dibujos de John Romita Jr. Ambos habían trabajado juntos en la colección Wolverine: Enemy of the State (2004-2005).

El protagonista de esta serie era Dave Lizewski, un estudiante de secundaria que inspirado por los superhéroes de sus cómics decide convertirse en uno de ellos. Y tenía motivos de sobra para creer que podría tener éxito: familia desestructurada (al igual que Bruce Wayne), baja popularidad en el instituto (como Peter Parker) y mala forma física (como el Capitán América antes de someterse al proyecto Super Soldado). Sin embargo, descubre que ser superhéroe no va a ser fácil cuando está a punto de morir apuñalado en su primera pelea.

Tras recuperarse de la brutal paliza vuelve a las andadas, salvando a un hombre de una agresión. En esta ocasión un videoaficionado graba la escena y comienza a difundirse por You Tube. Kick Ass había llegado. En su vida normal, Lizewski se enfenta al rumor de que ejerce la prostitución con hombres lo cual le crea fama de homosexual y le permite acercarse al amor de su vida, Katie.

Pero Kick Ass no es un héroe, para empezar, porque no lleva a cabo grandes hazañas. En el primer volumen (y en paralelo, la primera película) se pone por accidente en el punto de mira de un peligroso narcotraficante. Big Daddy y Hit Girl, otros dos héroes aficionados tratan de ayudarlo a librarse de Genovese pero más que una ayuda Kick Ass resulta un estorbo.

No es solo que no participe en los eventos principales de la trama, sino que los mismos ni siquiera son actos heroicos. Batman protegía Arkham City, Spiderman New York y The Avengers el mundo. Pero Kick Ass se enfrenta a Red Mist por mediación de Genovese y a su vez Big Daddy y Hit Girl interceden por venganza. No hay bien común para la ciudadanía, se trata de guerras personales entre “los buenos” que serían ciudadanos de a pie que se toman la justicia por su mano y “los malos” que son delincuentes comunes, no grandes villanos.

Según el prototipo de Marvel y DC Comics, las dos grandes marcas del género de superhéroes, éstos son personas con características que las convierten en superiores al resto de la sociedad. En el caso de Superman su origen alienígena, Thor es un semidiós y tanto Bruce Wayne como Iron Man son millonarios con gran intelecto que suplen la falta de poderes con inventos. Todos adquieren responsabilidades y sus labores como protectores de los débiles se convierten en su dedicación principal.

En Kick Ass se habla de personas corrientes que se toman su labor como un hobby sin ser conscientes de las consecuencias reales que pueden tener sus actos en un mundo real, alejado de las viñetas. Estas consecuencias son la muerte de varios personajes a lo largo de la serie, sin resurrección milagrosa posible, las represalias judiciales (más presentes sobre todo a partir de Kick Ass 2) y problemas a nivel personal.

Los cómics de Kick Ass además se caracterizan por alejarse de los finales felices. Por ejemplo, al contrario que en la película, Lizewski es rechazado por Katie cuando le confiesa que no es homosexual y le envía una foto manteniendo sexo oral con su novio. ¿Sería posible que Mary Jane le hiciera algo parecido a Spidey? Díficil.

Mark Millar anunció a mediados de enero de 2013 que ya había comenzado a escribir el tercer volumen de la saga, que presumiblemente también contará con adaptación al cine como las dos anteriores. Ya se conoce parte de la trama y que podrá esperar el público. Acción, violencia y diversión a raudales. ¿Héroes? Ni de coña.

 Artículo publicado en “La Encuadre” el día 18 de marzo de 2014

Anuncios
Etiquetado ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: